mauri

Texto y recopilación: Memoria Punk

La madrugada del 22 de mayo de 2009 un joven en bicicleta se desplaza por el Barrio Matta con una mochila cargada de rabia y sueños de insurrección con destino a la Escuela de Gendarmería, donde tiene prevista una acción. A las 1.24 hrs, a metros del recinto, su cuerpo estalla en mil pedazos.

Se trata del “Panky Mauri”, Mauricio Morales Duarte. Mauricio era estudiante de Pedagogía en Historia y Ciencias Sociales  en la Universidad  Academia de Humanismo Cristiano  (hasta 2008), vegano y , durante un tiempo parte del movimiento Straight Edge; participaba de orgánicas libertarias en espacios universitarios, poblacionales y okupas.
Reconocido y apreciado en todos los espacios y campos de acción donde él participó, su muerte fue  recibida como un duro golpe por sus compañeros. Al mismo tiempo, abrió el paso para que la policía allanara Casas Okupas, Bibliotecas y Centros Comunitarios como parte del montaje mediático contra el anarquismo y legitimar la “Cacería de Brujas”.

La muerte de Morales despertó un sentimiento de solidaridad sin fronteras hacia su figura y sus compañeros y compañeras perseguidos; al mismo tiempo, levantó una figura icónica, casi un fetiche del “joven anarquista vegano, de negro y en bicicleta, con su mochila cargada”.  Sus escritos, forman partes de canciones y compilados libertarios. Su figura no sólo se recuerda con marchas, veladas y actividades de contracultura; también se reivindica en cada acción contra el poder y su ambición devastadora.

mauri2

“ La caída de Mauricio se da en un contexto de guerra social indesmentible y de rebelión creciente ante el lujo monstruoso de los ricos que no cesa de aumentar. No es casual que su cuerpo haya partido a metros de la escuela de gendarmería, pues la clara conciencia de la existencia de esta fábrica de carceleros y la necesidad de atacar uno de los principales entramados de castigo, aislamiento y exterminio de proletarios, da cuenta de su sólida disposición ofensiva que traspasa los límites de variadas e inconsistentes teorías del conformismo que, mimetizadas tras un abanico de lenguajes y simbologías, intentan hegemonizar en el control de nuestras mentes para neutralizar así las continuas revueltas cotidianas en las que vivimos inmersos como individuos rebeldes e insurrectos capaces de activar sin esperar ordenes de nadie, alimentados por una incesante sed de justicia.”

“un anarquista”(observatoriodelanarquismo.wordpress.com/2010/03/14/reflexiones-por-que-murio-mauricio-morales-duarte/)

A 7 años de la muerte del Mauricio nos cabe la reflexión: quizás se necesita que miles de “pankys Mauri” salgan a pedalear con una mochila cargada de esperanza, para acabar con un sistema estatal injusto, carcelario, opresor; para poder construir finalmente, una vida más justa y digna, de igualdad, sin opresores ni oprimidos.

DSC_4646

 


Comentarios