CAMPAÑA POR LA LIBERACIÓN DE MAURICIO HERNÁNDEZ NORAMBUENA.

El 3 de febrero, Mauricio Hernández Norambuena, conocido como el Comandante Ramiro, miembro del Frente Patriótico Manuel Rodríguez ha cumplido 14 años de encarcelamiento en Brasil.

El “Comandante Ramiro” fue inculpado por la Justicia Chilena como uno de los autores intelectuales del asesinato de uno de los cerebros de la dictadura, otrora Senador Jaime Guzmán y por ello, condenado a doble Cadena Perpetua. Esta debía ser cumplida en la nueva Cárcel de Alta Seguridad de Santiago, inaugurada a principios de 1996. Sin embargo, en menos de un año, “Ramiro”, junto a otros compañeros del Frente consiguieron librar el presidio mediante la operación llamada “Vuelo de Justicia”, sembrando un precedente en la lucha anticarcelaria en Chile.

En su periplo, Ramiro recorrió Cuba, Colombia, Uruguay y Argentina; para finalmente asentarse en Brasil. Justamente un 2 de febrero de 2002, Ramiro fue detenido junto a otras seis personas en la localidad de Serra Negra: acusado del secuestro y posterior cautiverio del empresario brasileño Washington Olivetto. A partir de entonces, Mauricio comienza periplo por distintos presidios de Brasil donde ha recibido torturas y violación a sus derechos.

A saber:

El 3 de febrero de 2002 Mauricio fue recluido en la Penitenciaria de Tabuaté, sometido a un régimen de castigo llamado RDD (Régimen disciplinario diferenciado).

En el año 2003 es trasladado a la Penitenciaria de Presidente Bernardes, bajo el mismo régimen penitenciario de castigo RDD.

En el año 2006 es trasladado a la Cárcel de Avare, en donde las condiciones de castigo y aislamiento son reforzadas.

En el año 2007 es trasladado a la Penitenciaria Federal de Catanduvas, en el estado de Paraná, bajo el mismo régimen de castigo y aislamiento.

En el año 2010 Mauricio es trasladado a la Cárcel Federal de Campo Grande, en el Mato Grosso do Sul bajo el mismo régimen penitenciario de castigo y aislamiento

En Marzo del año 2015 Mauricio es trasladado a la Cárcel Federal de Porto Velho, en Rondônia, con el mismo régimen de castigo y aislamiento inhumano.

Cabe señalar que el estado de salud de Norambuena se ha visto muy deteriorado, producto de las torturas y las malas condiciones carcelarias.

Hoy en día, la petición de Libertad a Mauricio Hernádez Norambuena traspasa las fronteras entre países y entre agrupaciones políticas: tanto grupos libertarios, colectivos anticarcelarios, como sus compañeras y compañeros frentistas, simpatizantes, organizaciones defensoras de los derechos humanos se suman a este llamado.

El vídeo que se presenta a continuación recoge testimonios de amigos y vecinos del Cerro Esperanza, donde Mauricio creció y desarrolló un espíritu participativo comunitario; formando parte, posteriormente, de la resistencia y lucha contra la Dictadura.

 


Comentarios